Compartir
Cárceles Chile

Por: Evelyn

Las cárceles en Chile y el sistema penitenciario, hablamos de penitenciario todo aquello que concierne la población penal, es decir personas que se encuentran privadas de libertad sea por estar  condenadas por delitos graves que normalmente superan los 5 años, pero también la componen personas imputadas,  significa que están con un proceso penal en curso que a diferencia del condenado le asiste el principio de presunción de inocencia esto se refiere a que  su culpabilidad tiene que ser demostrada  en una sentencia  condenatoria previo juicio oral y este es público.

A las cárceles chilenas le asiste 3 problemas fundamentalmente:

1- precariedad de las cárceles

2- hacinamiento

3- sobre población penal

El primer punto  tiene relación directa con el coronavirus, en febrero del año 2018 la fiscalía judicial de la corte suprema presentó un informe en donde se evidencia la problemática.

Una de ellas es  cuanto a las instalaciones, falta de  recursos físicos para que el imputado o condenado tenga las condiciones mínimas, esto se puede ver con que los módulos no cuentan con suficientes camas, agua potable, baños, electricidad, alcantarillados, las consecuencias  pueden ser incendios, zonas de infección que hace que sean lugares riesgosos para los presos.

La precariedad más grave es la sanitaria no hay condiciones mínimas de higiene ni resguardo de salud en las cárceles, esto se evidencia por las plagas, ejemplo: en las cárceles del sur de nuestro país por las plagas de ratones (existía riesgo de contagio del virus hanta), cucarachas, riesgos de  epidemia, contagio por enfermedades virales, contagios masivos de tuberculosis, o enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea.

El segundo y tercer punto tiene relación con las probabilidades de propagación que puede ocurrir, según los datos entregados por gendarmería el 31 de Diciembre del año 2019 son 42.046 los que se encuentran en un régimen de control cerrado, hay ocho cárceles que superan el 100% de su capacidad, a veces sobrepasa el doble y esto en consecuencia duplica la precarización de los espacios donde se encuentran.

En el año 2017 el ministerio de justicia entregó una cifra del costo que tiene para el estado mantener un preso y este alcanza los $724.000 mil pesos mensuales, de estos 658.840 pesos se destina para su vigilancia y custodia mientras que $65.160 pesos destinados a la reinserción, de todo el costo que implica no se les asegura las condiciones mínimas.

Actualmente continúan existiendo celdas de aislamiento, castigo y tránsito, violencia y torturas ejecutada por parte de gendarmería, existiendo el hecho ocurrido en Santiago 1 en el año 2018 donde se filtra el video donde un imputado es golpeado por gendarmes en donde al día siguiente se informa el fallecimiento de una muerte cerebral.

338 son las denuncias al Ministerio publico dentro de los años 2010 y 2017 por violación y abuso sexual en donde gendarmería reconoce solo 25 casos.

dado las condiciones sanitarias hay un alto riesgo de contagio de coronavirus, ya existen 4 casos confirmados hasta la fecha por coronavirus en la cárcel de puente alto todos en una celda de aislamiento, son 3 imputados y una condenada que va a salir en libertad en los próximos  meses.