Compartir

Bullada ha sido la noticia sobre los 426 millones pesos del MINVU que se atribuyó la Fundación Democracia Viva de Daniel Andrade (RD), pareja de Catalina Pérez (vicepresidenta de la Cámara de Diputados y expresidenta de RD), y Carlos Contreras (RD), exseremi de Vivienda de Antofagasta. Sin embargo, no se ha realizado una recopilación extensa de las irregularidades que hasta hoy se han documentado.

En primer lugar, hay que saber que los 400 millones atribuidos (sin concurso público) a la Fundación Democracia Viva, tenían por objetivo ser utilizados para obras y actividades en campamentos de Antofagasta. Sin embargo, la Fundación fue fundada hace menos de 1 año en la comuna de Ñuñoa en Santiago. Además, la Fundación no contaba con giro de obras al momento de atribuirse los fondos; 2 de los 3 convenios que suscribió con el MINVU no contaban con giro en construcción de proyectos de servicios públicos.

Por otra parte, entorno a estos 3 militantes de RD se teje una red de poder que claramente constituye una herramienta politicoeconómica, tanto como un claro conflicto de intereses. Carlos Contreras cuenta con conexiones al interior del MINVU ya que era Seremi en dicha cartera, hasta que renunció posteriormente de que se hiciera conocido el hecho, por lo cual está en un flagrante conflicto de intereses. Catalina Perez, al ser vicepresidenta de la cámara de diputados y expresidenta de un partido de gobierno, cuenta con una basta red que le permite ejercer influencia sobre las carteras. Mientras que Daniel Andrade fue miembro de la directiva nacional del RD hasta 2021, trabajó como analista en el MOP durante un mes el 2022, fue asesor en el Ministerio de Defensa Nacional durante hasta este año.

En el medio el mostrador, se destapó una serie de funcionarios del aparato público que configuran una profunda red entorno de Catalina Pérez.

        “La CORE Paula Orellana; Paz Fuica, concejal de Antofagasta; Gustavo Riveros, seremi de Medioambiente; el renunciado Carlos Contreras; María Gloria Lazcano, del Consejo de la Sociedad Civil del Gore y Marcela Astudillo, directora de la Dirección de Aguas del MOP; Iván Ávila, excandidato a senador y Cindy Gómez, excandidata a concejal y funcionaria de la Seremi de Desarrollo Social, son algunos de los nombre que reveló el diario de Antofagasta como “su red de amigos”

Por otra parte, esta operación fraudulenta era de conocimiento para la Subsecretaria de Vivienda y Urbanismo, Tatiana Rojas (RD), desde el 2 de mayo, cuando funcionarios del MINVU le notificaron por correo. Además, el Ministro de Vivienda, Carlos Montes, no ha iniciado ningún proceso de sumario o investigación interna en la cartera.

Todavía más preocupante es que estos 426 millones de pesos tienen por objetivo mejorar las condiciones de vida de familias con una situación habitacional precaria y en un contexto de crisis habitacional, donde las temporadas frías y lluviosas ponen a nuestro pueblo en una encrucijada anual.