Compartir

Por Dani K Arroyo

Un día como hoy hace precisamente un año, en la Gran Concepción se hizo una convocatoria de más de 6000 mujeres en el frontis de la Catedral de la ciudad. Entre refranes de la icónica intervención “Un violador en tu camino” originada desde el colectivo Las Tesis, en las calles penquistas nacen las Callejeras Autoconvocadas del Bio Bio. Con el lema “Nunca Más Solas”, la organización feminista ha accionado en la capital regional a lo largo de un año acontecido, marcado en primer lugar por la revuelta popular, y luego por una pandemia mundial. Para conmemorar el primer año de las Callejeras y sacar un balance de lo que ha sido este periodo efervescente de la historia desde una perspectiva feminista, nos acercamos a la agrupación para hacerles las siguientes preguntas.

Cuéntame más sobre el nombre de la organización. ¿Por qué se ponen el nombre de “callejeras”? ¿Tiene algún significado particular?

El nombre se le ocurrió a una de la fundadoras y tiene que ver, por una parte, con nuestro gusto de andar en la calle, de entender y validar la protesta, marchas e intervenciones como formas de manifestación. Por otro lado, es una forma simbólica de nuestra creencia absoluta que los cambios deben venir desde las bases, que el verdadero poder está en el pueblo organizado, es nuestra forma de mostrar nuestro desapego a las cúpulas de poder establecidas, machistas y patriarcales.

¿En qué ha sido valioso levantar una organización que se enfoca en convocar a mujeres y disidencias? ¿Por qué deciden tomar este enfoque, en vez de, por ejemplo, hacer convocatorias mixtas?

Lo más valioso es generar un espacio de participación y de encuentro donde las luchas son colectivas, compartidas. Al sacar luchas del mundo privado y hacerlas públicas de manera masiva y visibilizar realidades que compartimos muchas mujeres y disidencias genera una sensación de unidad importante, genera presión para lograr desde el mundo publico los cambios que buscamos. Decidimos tomar este enfoque porque si queremos cambios no podemos seguir como se funciona hasta ahora y el vehículo para el cambio se llama feminismo! El feminismo llegó para quedarse, entendido por supuesto, como un movimiento sociopolítico que persigue la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, no la supremacía de un género sobre el otro. Desde esta base nos articulamos y levantamos la voz para visibilizar la lucha que por siglos hemos librado las mujeres por la reivindicación de nuestros derechos y espacios.

¿Cómo se incluye o se le da espacio en particular a las disidencias dentro del proyecto?

Nuestras convocatorias a marchas, intervenciones, talleres, conversatorios etc siempre han sido abiertas a mujeres y disidencias. Hemos establecido contacto con varias organizaciones y de a poco nos hemos podido ir articulando con ellas. Este es uno de los puntos que vamos a incluir en nuestro programa de trabajo 2021, las disidencias. De hecho, al inicio de este mes de aniversario se realizó una asamblea callejera ampliada donde recibimos una seria de ideas y de áreas de trabajo y una que salió con mucha fuerza fue generar instancia de trabajo con disidencias así que seguro se vendrán novedades.

¿Qué intervenciones o actividades de las realizadas durante este año les gustaría destacar?

Sin duda la intervención con la que partimos como Callejeras ha sido tremendamente significativa por el impacto que tuvo. Luego hemos hecho muchas intervenciones y marchas, hicimos el Villancico de la Dignidad, la Canción de la Rebeldía, Alicia va al Sename, Advertencia al Amor romántico, Canción sin Miedo por nombrar algunas y también hemos convocado a marchas por Día de la Mujer, Día Contra la Violencia Hacia Las Mujeres, Día del Femicidio, No Más Sename, No más PSU, etc.

Otra de las intervenciones que generó un impacto incluso fuera de chile fue “Mi muñeca me habló: ¡¡me dijo Lucha!!” Que fue una adaptación creada por nosotras de la canción de 31 Minutos, le cambiamos la letra y la hicimos de lucha feminista. La presentamos en marzo para dar inicio a marzo feminista siendo muy difundida lo que hizo que se replicará en muchas partes de Chile y México principalmente. Sentimos que estamos al debe con esta intervención porque justo vino la pandemia y no se pudo realizar en todas las comunas como era la idea, pero ya tendremos la oportunidad, de hecho la realizaremos para el aniversario nuevamente.

El otro proyecto que nos gustaría destacar es la Casa Callejera online, que es un proyecto que nace por el deseo de ofrecer una serie de atenciones profesionales a valores comunitarios acordes a las crisis sanitaria, social y económica por la que estamos pasando. Hoy contamos con Psicóloga, Psicopedagoga, Matrona, Profesora, Fonoaudiología, Preparadora Física, Nutricionista, Terapeuta floral de Bach, Terapias Complementarias. Toda la información la pueden encontrar en nuestras redes sociales @callejerasautoconvocadasbiobio.

En un país centralizado como lo es Chile, ¿qué importancia le dan ustedes al estar territorializadas dentro del Bio Bio?

El feminismo tiene una característica territorial y transversal que hace que no exista centralismo. En cada rincón de Chile, por más lejano y pequeño que sea, está el movimiento feminista presente. La revuelta nos dejó organizadas territorialmente, cada día se siente con más fuerza la presencia feminista en el todo el territorio.

¿Cómo fue construir una organización así en plena revuelta? ¿Cuales fueron las ventajas y desventajas de llevar este proceso en un momento tan efervescente?

La revuelta sin duda fue el escenario ideal para que tanto nosotras como nuevas organizaciones surgieran, el dejar salir el descontento y la rabia acumulada por tantos años fue el combustible para muchas organizaciones nuevas, sin duda que fue una ventaja que en el caso de nosotras supimos canalizar para generar el espacio en el que hoy nos hemos convertido.

La otra cara de la moneda: ¿Cómo ha sido el proceso de construir y mantener la organización en un contexto de pandemia? ¿Cuales han sido los desafíos, y como los han sobrellevado?

Debemos decir que la pandemia no nos calló, solo hizo que volviéramos las redes sociales en verdaderas calles de lucha, callejeamos desde la virtualidad. Fue súper interesante meternos en esto del activismo en redes sociales y lo logramos, a través de intervenciones virtuales, marchas virtuales, videos, fotos, lives logramos no solo mantener la lucha sino que además crecer y generar en un momento de distanciamiento físico la sensación de seguir igual de unidas y acompañadas, algo que en el caso de las mujeres cobra mucha importancia, para nosotras nuestro lema es lo que nos mueve, nunca más solas, ninguna mujer volverá a sentirse sola. Creemos que esta herramienta, la virtualidad, aunque volvamos a las calles no dejaremos de usarla, hoy es una herramienta mas de lucha.

¿Cómo ven ustedes que incide en este momento el feminismo dentro de la esfera política chilena? ¿Cómo se ven a ustedes mismas dentro de este proceso?

¡Ojalá el feminismo esté en todas las esferas de todo! No queremos que el feminismo esté presente en algunas áreas, queremos y creemos que es necesario esté en todas y es ahí uno de nuestros principales llamados, a tomarnos todos los espacios. No tan solo los reconocidos históricamente como lo son los espacios de toma de decisiones, sino los espacios de participación territorial, laboral, familiar, cultural, sindical etc. Aquí nuestro rol de activistas es fundamental, ojala convertirnos en verdaderas motivadoras e impulsoras de que esto ocurra. No queremos quedar en lo testimonial, queremos ser protagonistas activas de los cambios estructurales y culturales que se necesitamos en Chile.

¿Qué se viene en el futuro para las Callejeras Autoconvocadas del Bio Bio? ¿Cómo se proyectan?

En eso estamos, viendo como se viene el 2021. Si duda que esperamos continuar con lo que hemos hecho hasta ahora y mantener aquellos proyectos que han resultado exitosos como lo es la casa callejera online la que sin duda el 2021 tendrá muchas novedades. También seguiremos movilizadas en las calles y en las redes cada vez que sea necesario, pero no queremos ser solo reactivas también queremos se proactivas, poner nosotras temas en la mesa, generar más espacios de participación, queremos también crear espacios de formación, discusión, análisis en fin tenemos el equipo y las ganas para hacer muchas cosas este 2021, por lo que tendrán noticias nuestras, eso no lo duden.

Queremos aprovechar esta instancia para agradecer a todas las que nos han acompañado durante este año, a la Familia Callejera, al equipo de contenidos, al equipo de audiovisuales, a las profesionales de la Casa Callejera online. A todas las que han participado de nuestras intervenciones, marchas, a las que nos siguen en nuestras redes sociales que nos han permitido seguir activamente luchando este año desde la virtualidad. Recordar a las que partieron con nosotras y que por diferentes motivos se tuvieron que retirar de la participación activa pero ha seguido apoyándonos de una otra forma.

Por último recordar que Callejeras Autoconvocadas Biobío es de todas, nuestros canales de comunicación siempre estarán abiertos, así que las invitamos a ser parte de nuestra organización.

Para saber más sobre las Callejeras Autoconvocadas del Bio Bio, invitamos a seguir sus redes sociales en Instagram.