Compartir
Mala Junta

Dirigida por Claudia Huaiquimilla

“Cuando Tano (16) vuelve a cometer un delito es enviado a vivir con su padre al campo, donde se hace amigo de un tímido joven mapuche llamado Cheo (15). Un conflicto político en el sector y las malas relaciones con sus padres, los desafían a enfrentar juntos los prejuicios con que cargan en su ya complicada adolescencia”. 

(Sinopsis CineChile.cl)

Muchas veces el cine chileno pretende ser algo que no es, se sumerge en identidades desconocidas y en estereotipos de diversos actores de la sociedad, dejando de lado lo fundamental, reflejar quiénes somos. Es por ello que al ver Mala Junta, toda esa percepción cambia, transformando la mirada hacia un cine simple, no pretencioso, real, humano y crudo.

Ver esta película es el reflejo de nuestra sociedad. Una sociedad que excluye, que no da espacio a lo “diferente”. Problemáticas como el abandono, la lucha del pueblo Mapuche, la violencia ejercida hacia ellos/as, el bullying, la discriminación, el racismo, así como la complejidad de las relaciones personales, son temáticas abordadas en este film.

A lo largo de la película, veremos que los personajes evolucionan, toman decisiones relevantes y el desenlace, que no comentaré, para no quitarle la profundidad cuando vean el film, es una cachetada de realidad, que nos lleva al Chile actual, al Chile que no ha cambiado en su estructura, herencia y vivencia dictatorial.

Los elementos unificadores de los personajes son por un lado, esta presencia del Estado castigador, cruel y por otro, esa sensación de soledad y exclusión. Esta idea se desarrolla a lo largo del relato, dando cuerpo a una profunda reflexión por parte de la directora, a través de escenas imborrables en nuestra memoria.

El conflicto del Pueblo Mapuche, se desarrolla sin lugares comunes, la investigación y el conocimiento de la causa, nos lleva a vivir en carne propia lo que viven las diversas comunidades. Como también, nos matiza la diversidad de ella, el racismo vivido por el personaje central con compañeros de su liceo, el sentimiento de “ser chileno/a” como símbolo de superioridad, frente a un personaje tímido, dulce, que nos sorprenderá.

Por otra parte, la constatación de que el abandono, la pobreza, lleva muchas veces a niños/as y adolescentes a seguir caminos complejos de los que pareciera que nadie les da el impulso para salir. La cárcel, el SENAME, en este sentido se estructura solo desde la mirada de castigo, casi “saquemos de la sociedad lo que no sirve”, ese doloroso presente que vivimos y que ha costado tantas vidas.

La historia de nuestro pueblo es de despojos, reconstrucciones de historias al antojo de quienes triunfaron, no solo Tano y Cheo son excluidos, muchos/as sentirán una conexión especial con la simpleza y profundidad de los personajes. Querremos tomar partido, involucrarnos. Es una película que desde las diversas construcciones de amor, nos hace aflorar esa chispa revolucionaria que vive en cada uno/a de nosotros/as


Link para ver la película:

https://ondamedia.cl/#/player/mala-junta