Compartir
Paco reconchetumare

Sabemos que las noticias mueren pronto y los recuerdos se pierden en el tiempo, pero la memoria es un bien colectivo que debemos preservar a toda costa. Por eso, como Equipo de Primera Línea Prensa, nos enorgullece ser parte de este ejercicio y recordarle a Carabineros de Chile, en su propio día, parte de los delitos por los cuales la gente de Chile jamás los va a olvidar.

Hasta el día de hoy, la institución que juró proteger a todos los chilenos continúa atentando contra su propio pueblo en una trama donde, quien no es el perpetrador de un delito, es cómplice encubridor del mismo.

Dentro de estas páginas, encontrarás asesinatos a sangre fría, secuestros, desapariciones, mutilaciones, groseras operaciones de encubrimiento y multimillonarios desfalcos que han sido cuidadosamente seleccionados para ilustrar cómo la policía chilena ha contribuido a hacer de este un país más injusto.

Porque nada ni nadie está olvidado, y daremos todo con tal de ver, algún día, un Chile más digno que el de ayer.

Aquí te dejamos parte del prontuario de Carabineros:

Nelson Quichillao: trabajador asesinado por carabineros en El Salvador

En julio de 2015, trabajadores mineros, actuando dentro del contexto de una negociación colectiva con la empresa Codelco, decidieron efectuar movilizaciones y huelgas.

El jueves 23 de julio los trabajadores en huelga decidieron concentrar sus acciones en la ciudad de El Salvador. Durante la madrugada del 24 de julio, Funcionarios FF.EE. de arremetieron contra los trabajadores, quienes respondieron al ataque.

Según testigos, luego de horas de confrontación, carabineros comenzó a disparar. Fue en ese momento cuando Nelson Quichillao cayó herido. Una ambulancia lo trasladó hasta la Clínica San Lorenzo, ubicada en El Salvador, Atacama, en donde murió por la gravedad de la herida en su arteria femoral.

El INDH presentó una querella contra quienes resultaran responsables por la muerte Nelson Quichillao en contexto de manifestación.

La Fiscalía inició una investigación de dos años, solicitando diligencias a la PDI. Sin embargo, la Fiscalía decidió no perseverar en la investigación, concluyendo que es de conocimiento qur la bala tuvo su origen en Carabineros, pero no se determinaron responsables individuales, a pesar de que durante el proceso se pudo establecer que el arma de la cual se disparó la bala que asesinó a Quichillao correspondió al arma de servicio Marco Guerrero, según acusa la parte querellante.

Operación Huracán: El montaje que sepultó al General Bruno Villalobos

En septiembre del 2018 carabineros realizó la llamada “Operación huracán”, la cual culmina con la detención de ocho comuneros mapuches bajo los cargos de  asociación ilícita terrorista y acusados de participar en ataques incendiarios.

Tras la detención, carabineros utiliza como pruebas mensajes de WhatsApp y Telegram entre los imputados, obtenidas, supuestamente, de los peritajes realizados a sus celulares.

El Fiscal de la Araucanía denunció montaje por parte de carabineros, creación de  pruebas falsas por parte de la Dipolcar y anunció el cierre de la investigación.

Carabineros se negó a cooperar y entregar información amparados en la Ley de Inteligencia. Posteriormente, el Ministerio Público realizó pericias, las cuales determinaron que los teléfonos incautados habían sido intervenidos por organismos de inteligencia de la institución policial,  en las cuales incluyeron conversaciones en los respectivos grupos de WhatsApp y Telegram.

La Corte de Apelaciones de Temuco rechazó el recurso de amparo por la liberación de los ocho comuneros, pero la Corte Suprema ordenó la liberación de los detenidos.

La Fiscalía cerró la causa contra los comuneros e inició un procedimiento a carabineros de Chile. Debido al descubrimiento del montaje, renunció el Drector de Carabineros Bruno Villalobos y el General de Inteligencia Gonzalo Blu. Por su parte, el ex Capitán Osses, quedó con firma semanal y arraigo nacional, puesto que fue formalizado por delitos de obstrucción a la investigación y falsificación de instrumento público.

Además, hubo formalización de ocho ex funcionarios de inteligencia policial por asociación ilícita, falsificación de instrumento público y obstrucción a la investigación: se decretó arresto domiciliario para Blu y Smith.
Actualmente existe una acusación en contra de 11 imputados la cual pide hasta 25 años de presidio para los acusados por su presunta responsabilidad en la falsificación de pruebas para inculpar a los 8 comuneros mapuches. 

José Huenante: El primer detenido desaparecido en democracia

El 3 de septiembre de 2005 -hace casi quince años atrás, durante el gobierno de la Concertación y presidencia del PPD Ricardo Lagos-, el joven de dieciséis años, José Huenante, se encontraba en una esquina de la población Mirasol de Puerto Montt compartiendo con algunas amistades. De un momento a otro, varias patrullas de la quinta comisaría llegaron al lugar, en ese momento, efectivos de Carabineros toman detenido a Huenante, esa fue la última vez que alguien supo de su paradero. Los oficiales involucrados negaron haber detenido al joven. Sin embargo, el Sargento Segundo Juan Altamirano Figueroa, el Cabo Primero Patricio Mena Hernández y el Cabo Segundo Cesar Vidal Cárdenas fueron procesados por el delito de secuestro a menores y dados de baja el año 2009, a pesar de esto, fueron reintegrados a la institución tiempo después.

El año 2019, se condenó a 22 años de prisión al Mayor Francisco Arzola Ruiz, mejor conocido como el “Paco Nazi” por delitos de lesa humanidad (torturas, golpizas, abuso de poder, entre otras cosas), quien también estuvo involucrado en el momento de la detención de Huenante, actualmente se investiga su responsabilidad en los hechos.

Al día de hoy, al igual como ocurría con la dictadura militar, los carabineros que secuestraron y desaparecieron a José Huenante siguen impunes, ya que quienes fueron procesados solamente fueron sancionados por “irregularidades administrativas”.

¿Dónde está José Huenante?

Delitos, torturas y violencia sexual: así actuó carabineros entre el 17 de octubre al 30 de noviembre de 2019

Desde que Sebastián Piñera decretó Estado de Emergencia el 17 de octubre de 2019, no es secreto que Carabineros de Chile y las Fuerzas Armadas tomaron las riendas del aparato represor estatal cometiendo graves violaciones a los Derechos Humanos contra las personas que se manifestaban en el país.

Una cifra que llama la atención es la cantidad de denuncias por violaciones y abuso sexual cometidas por Carabineros hacia las personas detenidas dentro de dicho período de tiempo. El informe que realizó el INDH contemplando las fechas entre el 17 de octubre y 30 de noviembre indica que de un total de 160 denuncias por delitos sexuales contra efectivos del orden; Carabineros, Fuerzas Armadas, Policía de Investigaciones y otros agentes del estado. Sin embargo, el mayor porcentaje es contra Carabineros de Chile, desglosándose en un 96% de denuncias por desnudamientos, 89% de denuncias por tocaciones, 80% de denuncias por amenaza de violación y el 100% de denuncias por violación.

Cabe destacar que fueron más víctimas de violencia sexual que el número de denuncias, el informe realizado por el INDH denota que están representando 809 víctimas, de ellos 581 son hombres, 210 son mujeres y no se tiene información sobre 18 casos más.  Estos sucesos habrían sido cometidos mayormente en la 41ª Comisaría de La Pintana, 1ª Comisaría de Viña del Mar y 14ª Comisaría de San Bernardo.

Carabineros y el “extravío” de armas y munición.

Desde 2016 a la fecha, se han “extraviado” 185 mil municiones y 74 armas de fuego que se encontraban en poder de carabineros, esto se desglosa en: escopetas, subametralladoras, revólveres y pistolas 9mm. Según lo informado por la institución policial.

Sin embargo, esta cifra puede ser aún mayor. La mayoría se les ha perdido el rastro desde las mismas comisarias. Según la institución, se debe a “errores humanos”. Estas armas terminan en manos de bandas y delincuentes. Las mismas han aparecido en enfrentamientos y asaltos a bancos que luego dan baja a los mismos servidores del estado.

Fuga de armas que, casualmente, es aprovechada en enfrentamientos entre las mismas bandas y velorios de narcotraficantes que, al ser requisadas, acaban otorgando información preocupante. Sus números de serie se registran en las mismas comisarías y escuelas de formación de Carabineros.

Es importante destacar que estas armas no son importadas ni vendidas por el mundo civil, son directamente importadas por las fuerzas armadas y policiales.

El caso de Joane Florvil y la discriminación policial

En septiembre del 2017 muere Joane Florvil producto de la discriminación institucional. El 30 de agosto del mismo año, Joane acudió a un guardia del Departamento de Prevención Comunitaria de Lo Prado para que cuidara a su hija por un momento, ya que su esposo y padre de su hija, había sido víctima de un robo. El guardia de seguridad no percibió el mensaje de aquella mujer, por lo cual acudió a la Oficina de Protección de Derechos de la municipalidad para reportar que había hecho abandono de su hija y estos la siguieron durante todo el trayecto. Luego de no encontrar a su esposo, Fidele, Joan vuelve en busca de su hija y al visualizar que está se encontraba cerrada lloró e intentó pedir ayuda para que le devolvieran a su hija. Posterior a esto, fue detenida en su domicilio en donde no se le leyeron sus derechos ni informativos acerca de qué estaba sucediendo y fue llevada a una comisaría en donde sufrió una crisis de nervios y los miembros de Carabineros de Chile le propiciaron graves golpes que le proporcionaron entrar a estado de coma. Según la institución, los golpes fueron autoprovocados por Florvil. Joan siguió inconsciente durante 4 días antes de morir en la Posta Central.

Acribillados por carabineros

El 22 de enero de 1992, Fabián López, y los hermanos Pablo y Alexis Muñoz Hoffman, militantes del FPMR, asaltan un camión de valores de Prosegur que llegaba a proveer una caja del Banco Concepción al interior del Campus Oriente de la Universidad Católica, en la comuna de Providencia. Resultan baleados dos guardia y los tres deben salir de ahí a pie con 7 millones 600 mil pesos. A una cuadra, en Regina Pacis con Holanda, son interceptados por una patrulla de Carabineros. Queda herido, por tres balas, Pablo Muñoz quien ordena a su hermano Alexis y a Fabián salir del lugar sin él. Sin municiones, se parapetan en una casa de la calle Alonso de Ercilla en Ñuñoa. En pocos minutos el lugar es cercado por un gran contingente policial (cerca de 500). Llega, también, otro contingente numeroso: la prensa de la época, quienes realizaron una transmisión casi ininterrumpida de la situación. Aproximadamente a las 21:00 hrs -cerca de 14 horas después de ocurrido el asalto – y luego de dejar salir a la familia de la casa, ambos jóvenes son acribillados por carabineros. Fabián (23 años) cae con 7 tiros en su cuerpo: cabeza, maxilar, tórax, abdomen y piernas. Alexis (22 años) cae con 10 tiros en la región toráxica. Durante el día habían manifestado su intención de no rendirse: “No nos vamos a entregar. La decisión no es de este momento, sino de mucho antes… nos la vamos a jugar entera… Nuestra consigna es Hasta Vencer o Morir”

Pablo sobrevivió, tras seis meses en el hospital de la Penitenciaría. Se enteró de la muerte de sus hermanos una semana después y pudo fugarse el 30 de diciembre de 1996 desde la Cárcel de Alta Seguridad junto a Ricardo Palma Salamanca, Pablo Muñoz Hoffmann, Mauricio Hernández y Patricio Ortiz Montenegro.

El falso enfrentamiento y el asesinato de Camilo Catrillanca

Camilo Marcelo Catrillanca fue un comunero mapuche, asesinado por la espalda el 2018 en Temucuicui en el contexto de una operación militarizada del Comando Jungla, facción de Carabineros destinada especialmente a la Araucanía.

Tras su asesinato, la institución publicó dos informes oficiales donde se intentaba justificar el despliegue de 20 carros blindados, dos helicópteros y más de 70 efectivos del GOPE y fuerzas especiales al interior de la comunidad, con la excusa de un supuesto asalto a unas profesoras de la localidad.

Sin embargo, a 78 días de la muerte de Catrillanca, la investigación de la Fiscalía establece que ambos informes de Carabineros de Chile relatan hechos que jamás ocurrieron, desatando una grave crisis tanto institucional como social.

A raíz de ello, con el fin de encubrir las acciones de los funcionarios, se da inicio a una serie de falsos testimonios por parte de carabineros en concomitancia con altas autoridades del Estado como el ex Ministro del Interior, Andrés Chadwick, para crear una realidad distorsionada sobre el caso.

Con el pasar de los días, los relatos fueron descartados por ser inconsistentes a la luz de los antecedentes, dejando entrever una operación política para encubrir el homicidio arbitrario del comunero mapuche.

A pesar de todas las acciones de las autoridades bajo el mando de Sebastián Piñera y el extenso despliegue de Carabineros ese día, el caso culminó con tan solo cuatro funcionarios detenidos: Raúl Ávila, Carlos Alarcón, Braulio Valenzuela y Patricio Sepúlveda, bajo los cargos de homicidio, obstrucción a la investigación y obstrucción de elementos de investigación.

Asesinato de Alex Nuñez: Un retrato del sadismo de Carabineros

El 20 de octubre de 2019, efectivos de Carabineros de Chile asesinaron a golpes a Alex Núñez. Según relató el propio fallecido previo a su deceso, la tarde de ese día acudió a las inmediaciones del Metro El Sol, en la comuna de Maipú, a presenciar un incendio que se desarrollaba en la estación. Acto seguido, se dirigió a una plaza cerca de su domicilio. Fue en ese lugar donde un furgón perteneciente a Carabineros se detiene y de él descienden tres efectivos que comienzan a agredirlo salvajemente con los bastones de servicios y propinándoles múltiples golpes de pies y puños para luego darse a la fuga sin importar el estado de su víctima.

La brutal golpiza contra Alex Núñez fue efectuada sin ninguna provocación y sin realizar ningún procedimiento policial, lo cual, sumado a la ausencia de la posterior constatación de lesiones, da cuenta que la agresión habría sido por mero gusto de los implicados.

Alex Núñez falleció el 22 de octubre en la Ex Posta Central. Según consigna The Clinic, Núñez presentaba “un infarto cerebral masivo y signos de hipertensión intracraneana que eran incompatibles con la vida”, a raíz de las lesiones provocadas por carabineros.

Posteriormente, la ex esposa de Núñez, Natalia Pérez, envió un mensaje a los agresores, señalando que “quiero que se haga justicia, dejaron a una madre sin su hijo, a tres niños sin su papa. ¿Por qué golpearlo hasta la muerte?”, dijo, instando a los funcionarios involucrados a confesar.

No obstante, según consta en múltiples reportajes sobre el caso, una informal operación de encubrimiento al interior de Carabineros de Chile refrenó la investigación.

Fabiola Campillay: Cuando un Carabinero te quiebra la vida

Hoy, Fabiola Campillay intenta reconstruir el rostro de las personas que la visitan solo con el tacto de sus manos. Fue el martes 26 de noviembre de 2019, cuando, mientras se dirigía a tomar un bus de acercamiento para llegar a su trabajo en la Empresa Carozzi, funcionarios de Carabineros de Chile dispararon directo a su rostro una bomba lacrimógena que destrozó parte de su cráneo y le arrebató la vista.

Según el relato a Ciper de su hermana, Ana María, que acompañaba a Fabiola cuando ocurrió el trágico acontecimiento, Carabineros efectuó el disparo sin que existiera una justificación para usar el elemento disuasivo.

Asimismo, relató que una vez que vio a su hermana herida, increpó al funcionario que había disparado diciéndole “paco culiao, ya te mandaste el cagazo, ayúdanos, mi hermana se muere”, contó al medio de investigación. Sin embargo, en lugar de prestar ayuda, Ana María indicó que el funcionario la miró, y con desprecio disparó otra bomba lacrimógena a sus pies.

Las lesiones derivadas del impacto implicaron para Fabiola la pérdida de los sentidos del gusto, el olfato y no volver a ver a ninguno de sus tres hijos nunca más. Según reconoció, en su caso, donde hasta el día de hoy no se establecen responsabilidades, jamás habrá justicia.

Conforme dijo en su momento a Ciper “(…) tus ojos, no puede haber nada que te los devuelva. Y trato de ser fuerte, de sacar esa fuerza. Sí, todavía me queda un poco de llanto, de pena, pero de a poquito va saliendo. También, no sé, tengo como una rabia, porque uno piensa que la gente, no solo la mutilada, sino también la fallecida, no va a tener justicia”.

Secuestrados, torturados y degollados por carabineros

Santiago Esteban Nattino Allende, pintor y partidario de la Asociación Gremial de Educadores de Chile (AGECH), Manuel Leonidas Guerrero Ceballos, profesor y dirigente de la AGECH, y José Manuel Parada Maluenda, sociólogo y funcionario de la Vicaría de la Solidaridad, fueron secuestrados a fines de marzo de 1985 por agentes de la Dirección de Comunicaciones de Carabineros (DICOMCAR).

Nattino fue abordado el 28 de marzo de 1985, en la esquina de las calles Apoquindo con Badajoz, mientras que Guerrero y Parada fueron secuestrados el 29 de marzo desde las puertas del Colegio Latinoamericano, en la avenida Los Leones.

El 30 de marzo, camino a Quilicura, frente al fundo «El Retiro», y cerca del aeropuerto Pudahuel, los cuerpos de los profesionales fueron encontrados degollados y con signos de tortura.

El brutal triple homicidio, que llegó a ser conocido como “Caso Degollados”, evocó la indignación extendida y obligó a la Corte Suprema a designar al juez José Cánovas Robles como ministro en visita para investigar el delito.

Sólo cuatro meses más tarde, la investigación realizada por el juez Cánovas condujo a la detención de dos coroneles, un comandante, dos capitanes y dos oficiales de Carabineros. 

Pacogate: orden y robo

El Pacogate es un caso de corrupción y malversación de fondos públicos, realizado por miembros de Carabineros de Chile. El caso comenzó a ser investigado en 2016, mientras que los hechos investigados se llevaron a cabo entre 2006 y 2017.

A fines de 2018, el monto fue avaluado en 28 300 millones de pesos, siendo señalado como el mayor fraude en la historia de Chile y como el caso más grande de corrupción ocurrido durante la vigencia del sistema procesal penal, iniciado en el 2000. En total, 132 personas han sido formalizadas por el caso, tanto civiles como miembros de la institución, incluyendo a altos mandos como el exgeneral director de Carabineros Eduardo Gordon.

Primera Linea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here