Compartir

BUENOS AIRES. Argentina. 05 noviembre 2019.

“Viva la rebelión popular en Chile”, rezaba la bandera a la cabeza de la movilización convocada por la Asamblea de Chilenxs en Argentina y el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, que marchó esta tarde hacia la Plaza de Mayo. Previamente, participaron también del acto en solidaridad con la resistencia en Rojava realizado en el obelisco porteño. Desde allí partieron las columnas, aunando sus voces en el grito “Fuera Piñera” y “el pueblo unido jamás será vencido”.

Pancartas caseras, banderas chilenas, mapuches y wiphalas se mezclaban también entre las insignias partidarias a lo largo de varias cuadras. Sobre un cordón lateral, una fila de manifestantes portaba carteles con los rostros y nombres de las víctimas de la represión de Piñera. Llevaban uno de sus ojos vendados, representando a las más de 130 personas que, al reporte de hoy, fueron mutiladas en sus ojos por los balazos de los “pacos” y otras fuerzas estatales chilenas.

“Hace dos semanas, Chile se levantó, no contra un ajuste en los precios del transporte, sino contra 46 años de modelo pinochetista que ha llevado a cada ámbito de la vida de les trabajadores, el trabajo, la salud, la educación y la vivienda a la más profunda y criminal miseria”, expresó la Asamblea de Chilenxs en Argentina al comenzar el acto en Plaza de Mayo. La respuesta del gobierno de Piñera, detallaron, fue dar “rienda suelta a una violación sistemática de los Derechos Humanos”, con masivas detenciones y desapariciones, heridos y heridas, torturas y vejaciones sexuales.

“Sin embargo, atrás quedó el miedo, porque ni el horror de la represión ha impedido que el pueblo chileno siga resistiendo heroicamente en las calles”, continuó la vocera de la Asamblea de Chilenxs. Una resistencia que no es hija de la espontaneidad, afirmó, sino una “gran y acumulada factura histórica de les trabajadores de Chile que solo podría ser sorpresiva para los enajenados que se alinearon a las largas sombras de la dictadura”. “No existe dicha espontaneidad, porque hay precedencias, camaradas”, y citó la resistencia histórica del pueblo mapuche, y uno a uno los hitos del movimiento estudiantil, de las mujeres y disidencias, la oposición a las AFP y las luchas en las “zonas de sacrificio” contra los proyectos extractivistas.

Tal es el jaqueo al gobierno chileno, que debió suspender las cumbres del APEC (Fondo de Cooperación Asia Pacífico) y la COP25 (Conferencia sobre Cambio Climático de la ONU) que tenían fechas próximas para parlamentar allí. Incluso el cierre de la Copa Libertadores de fútbol, previsto antes de estos hechos para el 23 de noviembre en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, al cierre de esta edición había cambiado su sede a Lima, Perú. Eventos “en los que Piñera pretendía exhibir a su gobierno como el de un país ‘oasis’, desarrollado y preocupado por el cambio climático, representa un duro golpe a las relaciones internacionales”, subrayó la compañera. Profundizar la presión internacional en este contexto, expresó, “puede salvar vidas”: “El rol potencial que tenemos todos aquellos que estamos fuera de Chile puede significar, como fue en la dictadura, salvar vidas”.

Y llamó luego a sumarse al llamado del sindicato de la empresa nacional chilena del petróleo a parar el país, y al de la Unión Portuaria que convocó a “avanzar a la huelga general para la Asamblea Constituyente” para transformar Chile para siempre. “Finalizamos haciendo un llamado general a todas las organizaciones y partidos a nivel internacional a que se sumen a la solidaridad a todos los pueblos que se levantan contra la miseria y la represión en todas partes del mundo”.

“El presidente de Chile pretendió calmar la protesta popular proponiendo tan solo la salida de sus ministros”, expresó luego el Encuentro. “Los organismos de Derechos Humanos, y organizaciones políticas y sociales del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, estamos a disposición de las organizaciones participantes en la rebelión para colaborar en el relevamiento y denuncia internacional de los crímenes cometidos. Aparición con vida de las y los detenidos desaparecidos, ¡Basta de represión! ¡Fuera Piñera!”
“Los pueblos de toda Latinoamérica apoyamos y necesitamos el triunfo de esta rebelión, porque si gana la rebelión chilena ganamos también todos los pueblos de Latinoamérica que necesitamos cortar la soga con la que pretende asfixiarnos el Fondo Monetario Internacional», señalaron desde el Encuentro en un comunicado de prensa.

Lucía Herrera.

Equipo PL

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here