Compartir

Valparaíso. 27 de mayo 2019. Organizaciones sociales, vecinos y vecinas de Puchuncaví se reúnen frente a la Intendencia Regional en Valparaíso con el objeto de protestar y detener el insólito proyecto “Maratué”, en tabla para ser aprobado en la misma Intendencia.

La comunidad de Puchuncaví señala:

No puede aprobarse un proyecto de más de 14.000 viviendas de veraneo en el último sector de costa virgen de la Región. El SEA no puede aprobar un proyecto en el que no se declara la procedencia del agua potable ni el destino de las aguas servidas para una ciudad privada que alojará en verano a más de 50.000 personas. Sin tener en cuenta esos impactos y la disponibilidad del recurso agua, la evaluación del proyecto no es integral. Debe rechazarse su aprobación. No es admisible que la inmobiliaria declare la tala de 131 hectáreas de bosque nativo en una comuna que ha sufrido por décadas la injusticia ambiental, es nuestro último pulmón verde de la costa.

La zona de Quirilluca posee una riqueza natural de primer orden a nivel nacional. Sus acantilados están contemplados en la Estrategia Regional de la Biodiversidad y como sitio prioritario Nº 1 de la Ecorregión Marina y Costera. En su terraza destaca la presencia de bosque de belloto del norte, especie declarada Monumento Natural por el Ministerio de Agricultura, y en categoría de vulnerable de conservación. En el sector es posible encontrar gran cantidad madrigueras de Cururos, en peligro de extinción, además de Zorros Chilla y Quiques. El sector de acantilados acoge una de las dos únicas colonias de piqueros del país y está catalogado como Área de Interés para la Conservación de Aves por BirdLife International. Así mismo, sus valores geológicos y su riqueza de fósiles ha hecho que sea declarado como Geositio por la Sociedad Geológica de Chile. Quirilluca es el último sector de nuestra costa que mantiene intactos sus valores naturales.

No somos las únicas que vemos la amenaza que el proyecto de ‘Maratué’ supone para Quirilluca. En el Informe final de “Sitios de Alto Valor para la Conservación” en nuestra región, realizado por las universidades de Playa Ancha y la Católica de Valparaíso por encargo del Ministerio de Medio Ambiente, las conclusiones son claras (página 225). La mayor amenaza para la riqueza natural del Quirilluca es “un creciente interés inmobiliario por urbanizar el sector en cuestión, lo que genera un peligro al no estar normada la capacidad del sector.” “El interés inmobiliario y la falta de regulación urbana generan una vulnerabilidad de los objetos de conservación en cuestión.” “La carencia de una norma urbanística clara, puede provocar que los intereses inmobiliarios sobre el sector avancen a mayor velocidad que el tiempo de generación del establecimiento de una norma urbanística que promueva la sustentabilidad de la cuenca”.

Como desafío a futuro, el informe aconseja “Generar una norma urbanística que permita el resguardo de sectores claves y norme la forma de urbanización del sector alto de la cuenca estudiada.”

https://mma.gob.cl/…/06/INFORME-FINAL-A-QUIRILLUCA-VOL-1.pdf

Somos una comuna que ha sufrido por décadas el daño y la injusticia ambiental. Quirilluca y sus alrededores son el último pulmón verde de nuestra costa y podríamos perderlo. Justo ahí pretenden construir 14.000 casas, en su gran mayoría de veraneo. El proyecto inmobiliario supone una ‘ciudad privada’ de 50.000 habitantes. Actualmente vivimos 18.000 personas en las 22 localidades de la comuna. La mayor parte de nuestros vecinos no cuentan con servicios básicos de agua potable y alcantarillado. La inmobiliaria responsable de ‘Maratué’ no justifica en su evaluación de impacto ambiental algo tan fundamental como la procedencia del agua que ha de abastecerlos o dónde descargar las aguas servidas. El proyecto de Maratué supondría la instalación de más viviendas que las que actualmente hay en toda una comuna como Curacaví y ocuparía más extensión que comunas enteras como Lo Espejo, Independencia o Pedro Aguirre Cerda. No es una forma razonable de crecer. Los suelos en los que vivimos los vecinos y vecinas más cercanos al parque industrial están contaminados por metales pesados. No podemos perder nuestro último suelo fértil y sano.

Actualmente se encuentra en elaboración el nuevo Plan Regulador Comunal. Esta es nuestra última oportunidad para salvar un espacio que concentra buena parte de nuestras esperanzas en un desarrollo económico basado en un turismo de calidad, que ponga en valor nuestro patrimonio y a nuestras gentes. No podemos perder nuestro futuro. Los visitantes que llegan año tras año buscan la belleza de nuestro paisaje y de nuestras gentes. Nadie vendrá a la única playa naturista del país cuando este rodeada de edificios. Queremos seguir viendo a los piqueros pescar.

Como organizaciones sociales y simples vecinos y vecinas que no queremos ver cómo nos roban nuestro futuro, hemos recogido más de 1.500 firmas de habitantes de nuestra comuna. Pedimos que el uso de suelo que afecta al sector de Quirilluca sea declarado como área verde en nuestro Plan Regulador. Es ahora o nunca. Pedimos a nuestros representantes que nos representen.

El Servicio de Evaluación Ambiental no puede avalar la destrucción de nuestro último pulmón verde. No en una Zona de Sacrificio. ¿Cuántos golpes más? La comuna debe decidir un futuro racional y una forma no destructiva de crecer.

Ahora que nuestro nuevo Plan Regulador ha de marcar nuestro futuro y el de nuestros hijos e hijas, lo decimos alto y claro: Salvemos Quirilluca. Es nuestra voluntad de representados, y su obligación de representantes.

Más de 200 vecinos presentaron observaciones al SEA durante el año 2017 oponiéndose al proyecto. La falta de publicidad y lo acotado de los tiempos entre la publicación de la respuesta de observaciones y la convocatoria de la sesión en la que pretenden aprobar ha impedido que buena parte de los interesados puedan hacerse presentes y pedir voz durante la sesión. Ante este escenario no previsto, nos vemos obligados a detener la campaña de recogida de firmas para ingresarlas de manera urgente al Consejo Regional, exigiendo que se hagan presentes en la sesión del SEA, este lunes 27 a las 15:00 horas para expresar su rechazo al proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here