Compartir

Fotógrafo: Pablo Diaz Marileo
Por:  Jaime Ramirez Cortes

Durante la tarde del 11 de septiembre, Temuco paralizó sus principales avenidas para dar paso a la conmemoración de los horrores ocurridos en dictadura. Saliendo desde la Plaza del Hospital, al unísono, militantes y agrupaciones de derechos humanos vociferaban los nombres de los y las detenidas desaparecidas y ejecutadas políticas, al igual que nuevas organizaciones y colectivos que reivindican la necesidad de no olvidar ni dejar de exigir verdad, justicia y reparación a las víctimas y familiares.
La marcha avanzó por el centro para culminar en la Plaza Recabarren, “Plaza de los milicos”, frente al Regimiento Militar Tucapel, uno de los principales centro de detención, tortura y desaparición de la ciudad.
A 45 años del golpe cívico militar, la ciudadanía no olvida y marchan exigiendo el fin de la impunidad a los crímenes de lesa humanidad, marchan contra un gobierno que quiere imponer el negacionismo ante lo ocurrido en dictadura, marchan exigiendo que se acabe el legado de Pinochet que tiene a los pueblos de Chile bajo un sistema neoliberal que precariza la vida.
NO A LA IMPUNIDAD: TODA LA VERDAD, TODA LA JUSTICIA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here