Compartir
PACIFICACIÓN DE LA ARAUCANÍA. AÑO 1900

Por MARIO AGUIRRE MONTALDO.

Bachelet  pidió perdón públicamente por los errores y horrores cometidos por el estado chileno contra el pueblo mapuche en la historia, y poco tiempo después no dudó de hacer  uso de de la Ley Antiterrorista de Pinochet para perseguir y encarcelar a sus dirigentes. Esta flagrante discordancia entre la retórica y la realidad nos remonta a los días de la “Pacificación de la Araucanía”, si es posible hablar de pacificación cuando la agresión militar desplegada por decenios de años, permitió la usurpación de territorios y la aniquilación de miles de habitantes que solo luchaban por preservar su tierra, sus costumbres y su cultura.

Preguntamos por este carácter indomable y resuelto del pueblo mapuche al profesor Lientur Díaz, de paso por Valparaíso, quien nos señala que la historia y el sistema educativo oficial por años han destacado la obra de Ercilla como epopeya y las figuras de Lautaro, Caupolicán y Galvarino, omitiendo deliberadamente a otros héroes mapuche como el caso de Pelantaru, cuyo ejemplo puede llegar a ser peligroso.

Señala Díaz:

Hace aproximadamente 410 años, con el advenimiento de la primavera, a inicios de Octubre de 1598, un jefe mapuche comandó una soberbia insurrección en el sur de Chile que culmina con lo que los historiadores de salón  han llamado “la sorpresa de Curalaba” o “el desastre de Curalaba”.

   La estrategia guerrera del pueblo mapuche, liderada por Pelantaru, consistió en ataques masivos frontales complementados con asedios permanentes y sorpresivos de montoneras. Pelantaru destruyó al sur del Biobío 7 ciudades: Nueva Imperial, Valdivia, Santa Cruz, Purén, Villarrica, Angol y Curacautín. Derrotó militarmente y dió muerte a García Oñez de Loyola en Curalaba.

¿Cuáles fueron las consecuencias de esta insurrección?

   Las consecuencias fueron gravitantes puesto que tras esto, los españoles se retiraron y el territorio sur de la conquista debió ser “abandonado” en poder de los insurrectos. La corona hace entonces un reconocimiento de la impotencia y el fracaso del intento de muchos años de difícil colonización. Una situación inédita en las Américas, no hay otro pueblo nativo que haya resistido de este modo las invasiones europeas. Hay un reconocimiento de lo incorrecto que fue el plan estratégico de dispersar las fuerzas en ciudades de vida precaria (o despreciar la capacidad guerrera de este pueblo). La corona nombra, entonces, como Gobernador a Alonso de Ribera, un exitoso militar de las guerras de Flandes, rodeado de un gran prestigio. Ordena al Virreinato del Perú conceder el “Real Situado”, esto es, un fondo permanente para profesionalizar y fortalecer las fuerzas españolas. Con esto se componen 3 armas: caballería, infantería y artillería y se dota al ejército realista de un gran potencial bélico, pertrechos y disciplina.

¿Pudieron los españoles con estos nuevos recursos derrotar a los mapuches?

   No, nunca fueron capaces de hacerlo. Por otra parte, lo que no sabían los españoles en ese momento, era que el pueblo mapuche resistiría exitosamente todas las embestidas a su territorio y que esto duraría mucho más allá de la propia permanencia europea en el continente. Los gobiernos chilenos después de la independencia de España combatieron hasta el día de hoy esta porfía indócil que, no cabe duda, este pueblo lleva en los genes y en el alma.

Equipo Primera Linea

1 COMENTARIO

  1. me es muy grato el conocer mas aun de la lucha dada por nuestros ancestros, uso este concepto, por que a pesar de que mis apellidos no decienden de este noble y valiente pueblo, me sientonparte de ellos, los gobiernos actuales omiten tambien, el reconocimiento dado por la corona, al pueblo mapuche como nacion soberana y con territorio propio, cosa que hasta el mismo O’higgins hizo en sus cartas, gracias por la informacion.
    AMULEPE TAIN WEICHAN!!!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here