Compartir

Las movilizaciones desarrolladas por el Movimiento Feminista durante este 2018 han continuado expresándose en las más variadas formas de lucha. Paros y Tomas de establecimientos educacionales, acciones relámpagos, rayados, jornadas de reflexión y marchas se han sucedido en forma continua. Cada día se suman más establecimientos educacionales a estas manifestaciones y desde hace un par de días acá en Valparaíso se encuentra en Toma el Liceo Eduardo de la Barra. Las Voceras de dicha movilización ayer acudieron a solidarizar con los trabajadores y artistas movilizados en la Ex Cárcel y manifestaron allí que una de las características que tenía la Toma Feminista del Eduardo de la Barra es que se trata de una “Toma Activa”, ya que el colegio se ha trasformado en un espacio para la discusión y la reflexión, como asimismo para la realización de distintos talleres artísticos culturales. Y esto tiene que ver, como ellas mismas plantean, “con la necesidad de ir conociendo las distintas miradas presentes en el heterogéneo espectro del feminismo, lo que permitirá ir enriqueciendo el Movimiento”.

Lo que partió como movilizaciones en contra del acoso y el abuso, y la exigencia de protocolos que resguarden los derechos de las mujeres en los establecimientos educacionales, se ha ido ampliando a la lucha por una educación no sexista, la igualdad de derechos, la lucha anti patriarcal y anticapitalista, es decir cada día el Movimiento comienza a plantear nuevas demandas, lo que sin duda demuestra que estamos ante el desarrollo de un profundo proceso de cambios.
La consigna de este tercer llamado nacional así lo explicita: “PRECARIZACIÓN VIVIMOS TODAS: A LA CALLE ESTUDIANTES, MIGRANTES, MADRES Y TRABAJADORAS”

Las Marchas son una expresión de lucha que visibiliza la ebullición de este proceso y  acá en Valparaíso unas ocho mil manifestantes convocadas por la Coordinadora Feminista Universitaria (COOFEU), la Coordinadora de Estudiantes Secundarios V Región (COESV) y la Confech  Zonal V se congregaron hoy miércoles 6 de junio en la Plaza Sotomayor para marchar por las calles porteñas a manifestar con fuerza sus demandas.

Es interesante hacer notar que en estas convocatorias realizadas por el Movimiento Feminista han participado estudiantes de universidades privadas que no es común ver en las movilizaciones, como fue el caso en esta ocasión de la Universidad Adolfo Ibáñez.

 También es interesante hacer notar que las mujeres de distintas edades que miran desde las veredas estas movilizaciones demuestran simpatía y hacen comentarios favorables, recordándonos el mismo espíritu solidario observado con la irrupción del Movimiento Estudiantil  por el fin al lucro y educación pública gratuita el año 2011.

Hoy, una vez más, las mujeres demostraron que están decididas a seguir impulsando este proceso de cambios que, como bien explicitaba uno de sus lienzos: “SI NO ES AHORA ¿CUÁNDO? SI NO SOMOS NOSOTRAS ¿QUIÉNES?”

Guillermo Correa Camiroaga, Valparaíso 06 junio 2018

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here